28 oct. 2011

The Amplifier: The Octopus

Esta es mi primera reseña, no tenía pensado publicar ninguna en este blog pero la ocasión la merece...no sé si vendrán más, ya veremos.

En el penúltimo This Is Rock leí varios artículos muy interesantes, pero el que me cautivó fue el dedicado a la banda de Manchester THE AMPLIFIER. Estos chicos explicaban en ella cómo se habían salido del mercado discográfico totalmente desilusionados con él, asqueados de la manipulación sobre su música y hartos de perder su libertad.


Decidieron hacerlo todo por su cuenta: desde la composición y grabación hasta la publicidad y distribución de su siguiente disco, que es éste "The Octopus". Me sentí tan en sintonía con ellos, me creí tanto lo que contaban, me solidaricé tan a fondo con lo que contaban, que cometí una locura por primera vez en dos décadas: compré el disco sin tener ni idea de qué iba a escuchar en él.

Sí, es cierto que sabía que eran un grupo de progresivo, pero fue la FE en ellos mismos la que me hizo pensar (en mi demencia) que podrían ser un descubrimiento. Mi última experiencia de este tipo fue con el Symbolic de la banda Death (de estilo death metal). Leí una entrevista con Chuck Schuldiner (genio de la guitarra, tristemente fallecido demasiado joven). El resultado: el mejor disco de death metal técnico (o progresivo) que he escuchado nunca. ¡¡¡150% de acierto!!!

Claro, al rato de pagar el disco pensé...coño, a lo mejor he hecho una buena obra, pero he comprado un disco normal...pero sabía que no era así, lo sabía. Al rato me llega un mail dándome las gracias por la compra y advirtiéndome que era un "robot" el que me lo mandaba, pero que pronto recibiría noticias de la banda en persona.

Y sí, al rato un mensaje de uno de los miembros del trío in person...explicándome qué me iban a mandar, etc. Ellos mismos ponen el sello en el sobre, lo llevan a correos...eso es rock'n'roll, joder!!

Ya lo he recibido y escuchado. Primero, lo físico: presentación misteriosa, no sale por ningún lado el nombre de la banda ni del disco, sólo este símbolo que veis.

El disco es doble. La presentación, acorde con el concepto "oscuro" que rodea al disco; es un digipack de tamaño DVD con un libreto que no incluye las letras sino una historia en la que poco a poco las letras van sustituyéndose por símbolos: confieso no tener tiempo ni paciencia para leerlo entero jajaja. Excelente, por otro lado. ¿Creativo? sin duda.

Musicalmente...uff, musicalmente creo que estamos ante una de las mejores obras progresivas conceptuales de todos los tiempos. Es una rara avis, una especie que creí extinguida hace años.

Ya lo he dicho. Ahora que vengan las críticas.

He ALUCINADO, es la perfecta definición de un disco prog moderno: influencias antiguas, pero ninguna copia. Se asemejan sin duda a King Crimson más que a nadie, hay poco Floyd, nada de Yes. NO es metal, pero SÍ es heavy.

Los instrumentos (excelentes) están al servicio del concepto, las voces son una maravilla de equilibrio y variedad. Es un doble disco complejo, difícil de escuchar en ocasiones, con tintes experimentales y psicodélicos en muchos momentos, con fases duras y otras ambientales.

The Octopus, realmente, no es sólo un disco. Es un CONCEPTO con mayúsculas, una desbordante obra creativa de unos monstruos que han conseguido sorprenderme por primera vez desde que escuché a Riverside hace más de un lustro.

Repito, obra maestra. Pero de las gordas. Eso sí, mentes ñoñas delicadas en exceso...abstenerse. The Octopus es un disco para valientes, para gente capaz de estar dos horas transportados a un universo de pesadilla en clave de Ciencia Ficción.

Y si no me creéis, echad un vistazo al clip de The Wave (temazo de este disco). Si no os gusta, no os molestéis.

Y si os gusta...COMPRADLO!!! Es barato, pero sobre todo es ENORME!!!

Y si un día encontráis en los baños de un bar, en una parada de autobús...en cualquier parte una pegatina con ese símbolo, quién sabe...a lo mejor he sido yo el que lo ha pegado allí...

1 comentario:

  1. Gran reseña, Alvaro... un grupo interesante, con una estética muy buena, y una música original. El vídeo es muy bueno, y la música oscura con unos arreglos muy inspirados. El tema de la distribución es cada vez más frecuente: cada vez más los grupos pasan de las discográficas y distribuyen "a mano" sus trabajos, es algo que tiene mucho mérito.
    Espero que pronto vayan apareciendo más reseñas. Así podré conocer más de estos estilos que no conozco demasiado...

    ResponderEliminar