18 feb. 2013

Vínculo, de nuevo NiS

Hace dos años que no publico nada como NiS sin la colaboración de ningún amigo. De hecho, entre ese febrero de 2011 sólo hubo la publicación de Sanscryptic junto a Pablo en lo que entonces no intuíamos iba a ser el germen de lo que hoy es Maxiex, ya que fue nuestra primera colaboración cercana al progresivo.

Pero volviendo a ese 2011, publiqué un tema llamado Best You Can Do, optimista y fruto de la desesperación del momento que vivía el país y que, lamentablemente, aún vivimos.

Hoy me trae de vuelta algo similar, ahora os lo explico.


Hay momentos en los que la vida te presiona, te agota, te sobrecarga emocionalmente con lo que te va presentando. Muchos conocéis el momento que vivo, fundamentalmente en lo profesional, con muchas tensiones.

En esos momentos la gente reacciona de diferentes maneras. Algunos se tragan esa sobrecarga emocional, otros la expulsan a través del ejercicio físico, otros son capaces de llorar, otros pueden descargar en sus círculos cercanos y otros…otros que no podemos tragar más, que no disfrutamos con el ejercicio, que  hemos olvidado que llorar es muy sano y que no nos sentimos capaces de contaminar a los demás, esos otros podemos encontrar en el arte nuestra forma de sacar eso de dentro.

Yo utilizo la música. Esta canción es producto de una de esas sobrecargas emocionales, pero no es en absoluto un ejercicio de negatividad, todo lo contrario. Se trata de traspasar la emocionalidad de un momento a una letra, una música y una actitud a la hora de interpretarlas. Eso libera el alma y deja sitio para más.

No digo que la letra sea un “diario”, en absoluto. No cuento una historia concreta allí, sino que exorcizo mis emociones a través de unos versos que hablan de un proceso de acercamiento de dos personas, inspirado en muchas historias y en ninguna en concreto. Es como cuando publiqué “Best You Can Do”, en la que transmitía la idea de “sigue adelante, hazlo lo mejor que puedas”. En esta es “estate atento, busca los vínculos con los demás”. Pero claro, cualquier canción que hable de emociones o que albergue esa emocionalidad será mucho más fácil de entender si habla de la emoción más grande: el Amor. Así que es una canción de amor construida con los ladrillos de diversas emociones acumuladas en el crisol que soy yo.
Es descarnada, simple. Es en español, no sé muy bien por qué, ya que mi idioma natural para escribir música es el inglés. La letra está escrita en 15 minutos, la música en 2 y la grabé en una sola toma de voz y una sola toma de guitarra, dejando allí los defectos deliberadamente porque un “vómito emocional” no permite retoques y parcheos. El que saliera tan deprisa se debe a que el motor emocional que la creó era enormemente poderoso. Realmente es una grabación en directo.

No sé si gustará, no suelo publicar música encuadrada en la “canción de autor” porque no es lo mío, aunque tengo varias más por ahí dando vueltas, algunas desde hace más de una década. Pero creedme, cuando escuchéis mi voz (escasa, limitada, errónea) cambiar de registro, de entonación, pasar de la fuerza a la rabia y de ella a estar conmovida, lo estoy sintiendo dentro, tengo los pelos como escarpias y estoy apretando los puños porque esta canción, más que muchas otras, la he vivido en profundidad.

Y si después de leer esto aún quieres oír “Vínculo”, te rogaría que tanto si te gusta como si no, me dieras tu opinión. O no. Tú decides.



Intuir, presentir lo inalcanzable
Un momento, y al siguiente ya no sé
Observar, suponer furtivamente
En un tiempo pasado lo encontré

Recordar sensaciones ya lejanas
Acercarse, pero sin comprometer
Y al instante entonar la retirada
Con pavor tener el miedo de perder

Atisbar que reaparece en la llamada
Esa sombra, esa clave recordar
Actitudes muy cercanas, relajadas
La marea que se estrella desde el mar

Y asistir con gran sorpresa a tu mirada
Qué prometen esos dos lagos de miel
Que atraviesan, ríen, lloran, viven, calman
Que me asustan pues no intuyo lo que ven



Descubrir tras esos signos que es el alma
Lo que siempre que te miro creo ver
Y desnudos cara a cara en las palabras
Vaciando poco a poco todo el ser

Y aprehender al final ese imposible
Disfrutar de tu esencia y querer
Desear, respetar, debes ser libre
Y soñar con que algún día te tendré

Entregar sin pedirte nada a cambio
Recoger ciento veces lo que das
Sumergirse en el vínculo palpable
Y creer que durará una eternidad......

11 comentarios:

  1. Joder... No me esparaba esto. Como bien has dicho: descarnada. Yo más bien diría desnuda. El estilo es muy cercano a quizás Mercedes Ferrer. Este estilo TAN desnudo requiere mucha valentía, entre otras cosas, porque los posibles fallos (que no los hay) quedan al descubierto. Has conseguido que me quede literalmente "clavao" a la silla. Enhorabuena Álvaro. No puedo decir que me haya gustado porque no es mi estilo, pero te puedo garantizar que has conseguido que me quede con los ojos abiertos y pensativo despues de escuchar la canción. Me reitero: felicidades por el reto

    ResponderEliminar
  2. Soy Kike Benavent
    Muy bueno Alvaro. Con una armonica te pondrias a la altura de Dylan. Es bueno que hagas cualquier cosa. Y variado para que guste a todos. Enhorabuena

    ResponderEliminar
  3. Pues eres una caja de sorpresas! Esta canción entra de lleno en la canción de autor, y creo que al cantarla en español has conseguido expresarte de una manera distinta. Como dice Salva, es una canción desnuda... le letra es extraordinaria, tiene un punto optimista escondido en algo, digamos, dramático, a medio camino entre la esperanza y la desesperanza, eso es lo que pensado mientras la escuchaba, tal vez me equivoque. Tío, espero que saques del baúl todas esas cosas que tienes guardadas, para que los demás las disfrutemos, me encantó el tema, unos minutos intensos y llenos de emociones con la voz y la guitarra. Chapó!

    ResponderEliminar
  4. aprovenchando la muerte de hace poco de Labordeta que por cierto lo conocí hace mas de 30 años este podría ser un buen homenaje felicidades

    ResponderEliminar
  5. Pues otra vez GRACIAS a todos por dedicar vuestro tiempo a oír y comentar la canción.

    Labordeta...me encanta la idea, ENRICELO. Era muy grande.

    ResponderEliminar
  6. A la altura de Dylan...espera que me siente, KIKE jajajajaja!! Bestial exageración amigo!!

    ResponderEliminar
  7. La definición de Salva y Pablo es la más acertada "Desnuda" y yo agregaría "Cruda" como la vida misma tanto en su interpretación y el propio sentido de la canción. Tu descripción de la misma y comentarios en tu blog (NIC) sobre los desahogos tampoco deja indiferente coincidiendo 100% con lo que dices. Emotiva interpretación sin florituras donde lo que importa es lo que se quiere transmitir ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  8. Te felicito Alvaro, me ha gustado mucho esta canción, es directa, desnuda, descarnada, de las que salen desde las entrañas. Eres un crack.
    Respecto a estos tiempos que vivimos, yo soy de los que se lo tragan todo y no lo saco de ninguna manera, y así estoy ultimamente............, he pensado sacar toda la mierda que llevo dentro a través de nuevas canciones pero no consigo centrarme, me das envidia en ese sentido. Me gustaría volver a hacer canciones contigo pero para eso necesitaría centrarme, y no lo estoy.... en fin que me enrollo, que felicidades por esta gran canción.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Bueno, bueno, Álvaro, eres una caja de sorpresas. Como dice Salva, me he quedado clavado mirando el ordenador y leyendo la letra que, por cierto, es genial, eres todo un poeta, tienes una forma muy particular de contar las cosas, sentimientos, etc., y ese talento no lo tiene casi nadie. En cuanto a la interpretación, efectivamente, muy directa, se nota tu descarga emocional y me ha llegado hasta muy adentro, traspasas el oído y llegas hasta lo más recóndito del alma. Es muy difícil ponerse en tu lugar al sentir lo que tú tenías dentro al cantar la canción, pero te aseguro que has conseguido que me sienta un poco como tú, y la sensación final ha sido totalmente terapéutica, de desahogo, algo que personalmente me cuesta muchísimo. Muchas gracias por compartir esto tan profundo, Álvaro.

    ResponderEliminar
  10. Maravilloso tema, hermano, bestial. Tengo las uñas clavadas al iPad (tiene funda, todo el mundo tranquilo). La melodía sube y sube, se eleva, pero no llega nunca a un final obvio, no entra en bucle, y sin embargo acaba donde debe, donde no esperabas. Mola mucho. Mucho.
    Respecto a lo descarnado de la voz y al sentimiento, es simplemente perfecta para la letra, de la cual siempre es mejor hablar con unas cervezas delante y otras dentro...

    ResponderEliminar
  11. Yeaaaaah, brother. Y que sean unas guiness, a poder ser.

    ResponderEliminar