18 feb. 2013

Vínculo, de nuevo NiS

Hace dos años que no publico nada como NiS sin la colaboración de ningún amigo. De hecho, entre ese febrero de 2011 sólo hubo la publicación de Sanscryptic junto a Pablo en lo que entonces no intuíamos iba a ser el germen de lo que hoy es Maxiex, ya que fue nuestra primera colaboración cercana al progresivo.

Pero volviendo a ese 2011, publiqué un tema llamado Best You Can Do, optimista y fruto de la desesperación del momento que vivía el país y que, lamentablemente, aún vivimos.

Hoy me trae de vuelta algo similar, ahora os lo explico.


Hay momentos en los que la vida te presiona, te agota, te sobrecarga emocionalmente con lo que te va presentando. Muchos conocéis el momento que vivo, fundamentalmente en lo profesional, con muchas tensiones.

En esos momentos la gente reacciona de diferentes maneras. Algunos se tragan esa sobrecarga emocional, otros la expulsan a través del ejercicio físico, otros son capaces de llorar, otros pueden descargar en sus círculos cercanos y otros…otros que no podemos tragar más, que no disfrutamos con el ejercicio, que  hemos olvidado que llorar es muy sano y que no nos sentimos capaces de contaminar a los demás, esos otros podemos encontrar en el arte nuestra forma de sacar eso de dentro.

Yo utilizo la música. Esta canción es producto de una de esas sobrecargas emocionales, pero no es en absoluto un ejercicio de negatividad, todo lo contrario. Se trata de traspasar la emocionalidad de un momento a una letra, una música y una actitud a la hora de interpretarlas. Eso libera el alma y deja sitio para más.

No digo que la letra sea un “diario”, en absoluto. No cuento una historia concreta allí, sino que exorcizo mis emociones a través de unos versos que hablan de un proceso de acercamiento de dos personas, inspirado en muchas historias y en ninguna en concreto. Es como cuando publiqué “Best You Can Do”, en la que transmitía la idea de “sigue adelante, hazlo lo mejor que puedas”. En esta es “estate atento, busca los vínculos con los demás”. Pero claro, cualquier canción que hable de emociones o que albergue esa emocionalidad será mucho más fácil de entender si habla de la emoción más grande: el Amor. Así que es una canción de amor construida con los ladrillos de diversas emociones acumuladas en el crisol que soy yo.
Es descarnada, simple. Es en español, no sé muy bien por qué, ya que mi idioma natural para escribir música es el inglés. La letra está escrita en 15 minutos, la música en 2 y la grabé en una sola toma de voz y una sola toma de guitarra, dejando allí los defectos deliberadamente porque un “vómito emocional” no permite retoques y parcheos. El que saliera tan deprisa se debe a que el motor emocional que la creó era enormemente poderoso. Realmente es una grabación en directo.

No sé si gustará, no suelo publicar música encuadrada en la “canción de autor” porque no es lo mío, aunque tengo varias más por ahí dando vueltas, algunas desde hace más de una década. Pero creedme, cuando escuchéis mi voz (escasa, limitada, errónea) cambiar de registro, de entonación, pasar de la fuerza a la rabia y de ella a estar conmovida, lo estoy sintiendo dentro, tengo los pelos como escarpias y estoy apretando los puños porque esta canción, más que muchas otras, la he vivido en profundidad.

Y si después de leer esto aún quieres oír “Vínculo”, te rogaría que tanto si te gusta como si no, me dieras tu opinión. O no. Tú decides.



Intuir, presentir lo inalcanzable
Un momento, y al siguiente ya no sé
Observar, suponer furtivamente
En un tiempo pasado lo encontré

Recordar sensaciones ya lejanas
Acercarse, pero sin comprometer
Y al instante entonar la retirada
Con pavor tener el miedo de perder

Atisbar que reaparece en la llamada
Esa sombra, esa clave recordar
Actitudes muy cercanas, relajadas
La marea que se estrella desde el mar

Y asistir con gran sorpresa a tu mirada
Qué prometen esos dos lagos de miel
Que atraviesan, ríen, lloran, viven, calman
Que me asustan pues no intuyo lo que ven



Descubrir tras esos signos que es el alma
Lo que siempre que te miro creo ver
Y desnudos cara a cara en las palabras
Vaciando poco a poco todo el ser

Y aprehender al final ese imposible
Disfrutar de tu esencia y querer
Desear, respetar, debes ser libre
Y soñar con que algún día te tendré

Entregar sin pedirte nada a cambio
Recoger ciento veces lo que das
Sumergirse en el vínculo palpable
Y creer que durará una eternidad......

5 feb. 2013

Little Child: Maxiex contraataca

Amigos, este es el segundo tema que publicamos de nuestro proyecto progresivo Maxiex. Cronológicamente es el tercero del disco. Adelantamos su presentación porque aún estamos con la producción del segundo...que no sabemos si nos guardaremos hasta el final o no jejeje.

En palabras de Pablo en Música Para el Búnker...

Habíamos presentado el disco conceptual situándonos en un futuro perfecto, sin enfermedades, guerras ni males de ningún tipo... amenazada por una grave amenaza exterior. En este estado de cosas, nace Maxiex, un "Supra", miembro de la nueva raza perfecta, que con el tiempo será la única esperanza de la salvación de la especie. Ahora, Maxiex es un niño que está aprendiendo a socializarse, está formándose en las disciplinas que la futura sociedad impone a sus pequeños, está preparándose para su futuro. Sin embargo, está siendo vigilado atentamente por un misterioso personaje, el Observador, que sabe que Maxiex no es un niño normal, que es en sí mismo un peligro para aquella sociedad, pero también que será una pieza clave en el porvenir de los "Supras". Little Child está dirigida a ese niño que crece y que todavía ignora el futuro que le aguarda.

Es un tema tranquilo con un intermezzo muy diferente. Es melancólico y nos anuncia el por qué Maxiex es diferente y el cómo se empieza a vislumbrar eso que le hace ser tan temible.

Esperamos que os guste mucho este Little Child.


Para acceder a la lista de canciones ya publicadas pincha AQUÍ